Si bien los implantes dentales son uno de los tratamientos más seguros y una de las mejores opciones en odontología ante la pérdida de una pieza, en Clínica San Lázaro, nuestra clínica dental en Oviedo, nos damos cuenta de que los pacientes todavía no están demasiado familiarizados con esta técnica, y desconocen lo que les puede ofrecer.

Hoy nos proponemos resolver todas tus posibles dudas sobre la colocación de implantes dentales en Oviedo, para que sepas cuándo es el mejor momento para realizar este tratamiento que tantos beneficios puede aportar a tu sonrisa.

¿En qué consiste una cirugía de implante dental?

Antes de nada, conviene aclarar cuál es el funcionamiento típico de esta intervención. Un implante dental consiste en una fijación –con una forma similar a la de un tornillo- cuya función es unir la pieza artificial con el hueso maxilar, imitando la forma en la que lo hacen las raíces de nuestros dientes naturales. Sobre el implante, normalmente hecho de titanio, se pueden colocar coronas, puentes u otras prótesis dentales, según las necesidades de cada paciente, consiguiendo un resultado estético, seguro y duradero.

Ventajas de los implantes dentales

La principal ventaja de esta solución es que su rendimiento está cifrado entre 20 y 35 años; por lo que su apostar por este tratamiento es lo que más se asemeja a un diente propio.

Además, el proceso es sencillo y suele cursar sin dolor, ya que la colocación se realiza bajo anestesia local y el postoperatorio no ofrece complicaciones.

Para saber si eres un buen candidato a optar por el implante dental ante la pérdida de una o varias de tus piezas, te recomendamos que pidas cita con tu dentista de confianza en Oviedo, para que pueda realizar una valoración personalizada y conocer si sigues otros tratamientos médicos. Nuestros odontólogos expertos pueden asesorarte sobre la mejor manera para lucir, cada día, una sonrisa más sana.