Para la mayoría de los pacientes, la cirugía oral es un procedimiento ambulatorio que habitualmente se lleva a cabo en nuestra misma clínica dental en Oviedo. Pero el hecho que la cirugía oral no requiera ingreso no significa que se puedan pasar por alto ciertas recomendaciones durante el período de recuperación.

Es por ello por lo que es crucial seguir las instrucciones postoperatorias de nuestro dentista en Oviedo especializado en cirugía oral, para que la curación sea la adecuada y pueda prevenirse cualquier complicación.

A continuación, ofrecemos un listado de todo lo que se debe y no se debe hacer para que nuestros pacientes se recuperen sin incidencias tras someterse a una cirugía oral en Oviedo.

Lo que es necesario hacer tras una cirugía oral en Oviedo

  • Seguir las instrucciones dadas por el cirujano oral, ya que él es el único que puede indicarnos cual es la mejor manera de recuperarnos.
  • Descansar el día de la cirugía para recuperarnos completamente. Si queremos acostarnos, debemos procurar mantener la cabeza apoyada con almohadas para promover un flujo sanguíneo adecuado hacia la cabeza que reduzca, a la vez, la inflamación de la boca y la cara. Asimismo, el hecho de apoyar la cabeza también reducirá el sangrado excesivo que se produce tras una cirugía oral.
  • Aplicar hielo en la zona donde se ha producido la cirugía para reducir la hinchazón. Se recomienda hacerlo en intervalos de 15 minutos.
  • Tomar la medicación prescrita por nuestro dentista en Oviedo para reducir el dolor, y procurando no saltarse ninguna dosis.
  • Tomar alimentos blandos y líquidos una vez el sangrado haya cesado, y durante el primer y segundo día tras la cirugía oral.
  • Tratar de mantener una higiene bucal adecuada. Es probable que el cirujano nos indique que enjuaguemos nuestra boca unas cuatro veces al día con agua salada tibia para favorecer su desinfección – especialmente después de cada comida.
  • Procurar la ingesta de alimentos ricos en vitaminas A y C para promover una recuperación mucho más rápida.

Lo que hay que evitar

  • No hacer nada que nuestro cirujano oral no nos haya indicado.
  • Evitar esfuerzos físicos innecesarios o actividades físicas como ir al gimnasio o correr – especialmente durante los primeros días.
  • Evitar consumir alimentos o bebidas muy calientes, ya que pueden agravar nuestro dolor.
  • Evitar masticar alimentos duros o crujientes durante las primeras 6-8 semanas tras la cirugía oral.
  • Evitar cepillarse los dientes y usar hilo dental en la zona de la herida, y hacerlo de forma suave cuando vuelva a ser posible.
  • Evitar fumar el mayor tiempo posible, al menos el día en que se produce la cirugía.
  • Evitar la ingesta de alcohol durante las primeras 24 horas, ya que puede interferir con el proceso de curación.

¿Estás listo para someterte a tu cirugía oral en Oviedo con garantías y sin complicaciones? ¡Concierta tu cita!